dedo gay mejor mamada alguna vez

Casi no veíamos nuestros rabos erectos, solo escuchabamos nuestras manos rozarse y sentiamos el ritmo a traves de nuestros brazos en contacto. De repente sentí que su brazo izquierdo se movía e intentaba parar mi mano, acepté sin mediar palabras y dejé que el me lo hiciera.

Con la izquierda tenia agarrada la mia y con la derecha la suya, me incliné un poco hacia atras y lo dejé disfrutar y hacerme disfrutar, eso es lo que el había querido desde el principio y en la penumbra aunque lo supiera, no quería darme cuenta que era un chico quien me la meneaba. Yo estaba inclinado hacia atras, con las dos manos en el borde trasero y las piernas ligeramente abiertas para que pudiera hacer bien el trabajo, el cambió de posición, abrio sus piernas y se puso con una pierna a cada lado del archivador mirandome desde mi lado derecho, ahora el se tocaba con su izquierda y a mi me estaba pajeando con la derecha, se notaba el cambio, lo hacía mucho mejor y se lo dije, el me dio las gracias y me dijo que le encantaba mi polla.

Estabamos rodillas con rodillas, con la espalda encorbada y los brazos estirados pajeandonos mutuamente, era un poco agotador pero mi heterosexualidad no me dejaba decir las cosas que quería hacer en ese momento… por suerte el me pidió permiso para arrimarse un poco mas y estar mas comodos, quería poner sus piernas sobre las mias y acepté. Se acercó un poco y pudimos descansar los brazos por fín, ahora podía acariciar sus suaves bolas, incluso sobrepasando un poco los límites y rozando la zona cercana a ese prohibido agujero negro.

Al sentir el roce dio un pequeño salto, le pedí perdón pero el dijo que le había encantado y que siguiera, le dije que se acercara un poco mas, así lo hizo. Se levantó, se puso a mi lado y abrió las piernas sentandose encima como si se subiese en una moto. Ahora me rodeaba con sus piernas y mis huevos estaban en contacto con los suyos.

Quedó tumbado con la cabeza fuera del archivador, ya no habia mas espacio pero el estaba encantado. Mientras con una mano le recorría de arriba a abajo su largo pene, con la otra lo acariciaba, a mi me gustaba acariciarme esa zona cuando me masturbaba en la ducha así que supuse que a el tambien. Estabamos callados, solo se oían nuestras agitadas respiraciones, ese era el morbo que faltaba en mi matrimonio. Y así lo hice, pero tambien algo mas abajo, notaba como palpitaba su pene desde abajo del todo, apreté con suavidad y masajeé esa zona con mi dedo pulgar mientras que con el índice rozaba el agujero de su culo.

Sentí esa imparable curiosidad de introducirle un poco el dedo a ver que decía, deje caer un poco de saliva en mi mano y se la esparcí por todo el rabo con la excusa de que estaba muy seco, pero no, solo quería lubricar un poco mi dedo. Seguí acariciandolo suave y despacio para retardar su eyaculación como yo me habia hecho a mi mismo tantas veces.

Despacio, pasando mi mano desde la punta hasta su culo, ahí fue donde paré, busqué el hueco con movimientos circulares y poco a poco fue entrando la yema de mi dedo corazón. Pero siempre he sido un poco dominante y no me gusta que me digan lo que tengo que hacer, así que solo paré de moverlo en circulos pero seguí empujandolo despacio. Cuando me di cuenta mi polla ya no estaba dura, pero habia medio dedo dentro de su culo.

El chico me miraba tumbado, con las venas del cuello hinchadas, no se si era placer, dolor o esuferzo, pero no me pedía que parara en ningun momento, así que seguí. Saqué un poco mi dedo y escupí de nuevo, sin sacar mi dedo corazón del todo empecé a empujar tambien con el anular, el no se opuso y yo seguí, ya tenia dos dedos dilatandole su culo depilado, el chico soltó un suspiro o gemido y noté como su culo se relajaba, mis dedos podían moverse sin esfuerzo.

Su polla le iba a estallar, no quería tocarla para que no se acabara ese momento, pero mi sorpresa fue cuando estaba acariciandole y metiendo y sacando los dedos sin esfuerzo, en una de esas cerre un poco los dedos y toqué un punto que lo hizo gemir, seguí acariciandolo por dentro y empezó a inquietarse. Yo solo movia los dedos dentro de su culo, acariciando su prostata despacio y sin prisas, hasta que se puso tenso, su culo empezo a palpitar y el empezo a gemir…. Terminé dejandolo que se corriera, mientras lo pajeaba con la mano izquierda muy suavemente saqué los dedos con cuidado y lo acaricié notando sus combulsiones.

El chico estaba sudado, tembloroso, lo notaba un poco cortado despues de la tremenda corrida. Le dije que ya me tenía que ir a la estación a recoger a la chica de la sesión y el me dijo que no era justo que yo me fuera con el calentón.

Le dije que no pasaba nada que ya me haría una paja en casa pero el insistió, se puso depié, me pidión que me echara mas hacia adelante y que me recostara. Ahora yo era quien estaba tumbado con mis piernas sobre las suyas, me sentí super incomodo.

Empezó a tocarmela para volver a ponermela dura, la situación era un poco incomoda para mi y no se me ponía, pero lo dejé. Viendo que no se me ponía comenzó a rozar su polla caliente y pegajosa en mis peludas y gordas pelotas, no la tenía dura pero si estaba en un estado que casi alcanza su tamaño en erección. Yo sentía que el se rozaba y se movía, parecía que estaba follandome y no se por que pero ver su silueta y sentir sus movimientos y su rabo me excitó. En un momento lo tenía bien colocado, quería que se rozara con mis huevos, noté como se volvió a endurecer entre mi mano y mis pelotas y eso me excitaba aun mas.

La miraba con dudas, chupaba por fuera, por un lado, por otro…. Lo hizo con suavidad, despacio, curioseando…. Se tumbó, abrio sus piernas y yo empecé a moverme como si estuviera follando con cualquier mujer, la diferencia es que no la metía en ningun orificio, solo se rozaba con sus huevos y su polla flacida. Seguí un rato pero eso y nada era lo mismo. Levantó las piernas y se las agarró… podía ver su culo entre la penumbra, pero se intuía ese orificio.

Me pegué a el, uní sus huevos con los mios, la zona de mi prostata estaba hinchada y podía sentir la suya. No se por qué comencé a pajearlo, me sorprendió que mi mano agarrara su polla flacida y comenzara a menearla en vez de la mia que estaba a punto de caramelo. Seguí rozandome, su polla volvió a aumentar de tamaño mientras yo la meneaba.

Comencé a pasear mi glande por todo su pene ya casi erecto de nuevo, bajé a sus testiculos, jugé empujando mi cabeza dura entre ellos como si quisiera follarmelos… de hecho eso es lo que hacía.

El liquido preseminal salía de mi glande, yo me lo limpiaba en su culo y en cada pasada empujaba un poco mas sin pasarme, hasta que en una de esas pasadas me paré empujé un poco y noté como el tambien empujó timidamente.

Recuerdo algunos hitos en el camino hacia la libertad de expresión personal, hacia la libertad en definitiva. Hay gente que pasa su vida atrapada en el corsé de la moral social y de lo que se puede y no se puede hacer o decir, limitando sus posibilidades y convirtiendo la fabulosa experiencia de la vida en un reducido jardín rodeado de alambre de espino en el que no se puede ir a ninguna parte. Conozco bien el lugar porque he pasado gran parte de mi vida ahí.

Después de esto cualquier cosa vale. Hoy viene el órdago a la grande. Decía Carl Sagan que "Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias". Lo malo que tiene dejar una frase así para la posteridad es que luego no puedes explicar a la gente lo que querías decir exactamente. Vivimos en un mundo moderno y liberal. Los hombres hablamos de todo abiertamente. En la tienda de móviles podemos elegir libremente entre docenas de modelos. Somos libres, inconformistas, atrevidos, contestatarios, deslenguados; estamos de vuelta de todo.

Sí, el sexo es la hostia. Escuchamos mitos sobre el denominado punto G del hombre. Dicen que para llegar a él hay que circular en sentido contrario. Cada vez que asistía a uno de ellos la tristeza nublaba mis ojos. La naturaleza es sabia, y aunque me dotó de miopía también me otorgó un cierto buen hacer innato que quedaba patente cuando el Universo se conjuraba y me ponía una vagina entre las manos.

La naturaleza siempre da una de cal y una de arena. El Yin y el Yan, el día y la noche, el bien y el mal, Windows y Linux La próstata, fuente de disgustos a partir de los cincuenta, es paradójicamente la llave que abre las puertas a la felicidad.

Se encuentra en la parte del recto que da al lado del ombligo y tiene el tamaño de una canica de las grandes. Si tienes menos de 25 años, entonces piensa en la bola de un ratón de los antiguos. Yo lo negaré todo ante el juez. Coincido con la mayoría en que el ano y todo lo que queda aguas arriba es una zona muy personal, así que no recomiendo la experiencia con un ligue de una noche ni con el tendero de la esquina, por mucha confianza que digas que le tienes.

El ano, a diferencia de la vagina y de Shell, no fabrica su propio lubricante. Este pequeño inconveniente se puede suplir con la vaselina de toda la vida que venden en las farmacias. En las tiendas especializadas venden todo tipo de lubricantes al efecto que obran maravillas. Si alguna vez has pensado que por el culo no te iba a entrar ni un garbanzo, se te va a quedar la boca abierta.

La realidad es que a ellas les resulta extremadamente atractivo por dos motivos:. Si eres de los que retuercen el pescuezo a los gatos para excitarse, entonces no espero que entiendas este punto. El poder es excitante, y si no que se lo pregunten a los políticos, que cuando se terminan un bote sólo quieren otro. Con un dedo untado en lubricante saltando en el trasero no hacen falta carabelas para conducir al hombre al Nuevo Mundo.

No encontramos en ese punto en el que el carrito de la montaña rusa ha llegado al final de la cuesta e inclina por fin el morro para dejar paso a la esperada excitación para la que hemos comprado la entrada.

Yo acepté la maniobra como una curiosidad y me sorprendí retorciéndome sobre la cama, gimiendo como no sabía que pudiera y aferrado al cabezal en un vano intento de mantener los pies en los estribos. Sólo sé que cuando me corrí ni siquiera me di cuenta. La experiencia llevaba un rato siendo tan sobrecogedora que no supe distinguir el orgasmo que asociamos a la eyaculación del resto de sensaciones que de manera tan intensa me venían embargando desde lo que parecía el principio de los tiempos.

O vete a saber lo que son. Cuando Albert Einstein publicó la Teoría de la Relatividad General en , declaró a los asistentes: Al globo sólo se subió una vez. Caballeros, yo ya he cumplido con mi parte; ahora queda todo en sus manos de ustedes.

Yo me largo a montar en globo. Excelente comentario haces el día que yo sentí el pie de mujer acariciando mi culo sentí como se me ponía mas dura la verga lo disfrute al doble primero experimente eso luego el dildo en el culo y hasta una zanahoria fresca y rica que se le ocurrió a mi mujer meterme. Es inquietante lo que comentas se antoja la posibilidad de mamar una buena verga y mas aun sentirla dentro ademas de poder hacer que esa persona reciba lo mismo que te da que te chupe la verga completa y que te lo cojas metiéndosela hasta el fondo y si se animan al natural mejor para que ambos sientan la lechita como moja sus culos.

En verdad ya de comentarlo hasta se me antoja hacerlo. Mi esposa también ya me metió el dedo al culo y la verdad es muy rico lo que se siente lo recomiendo mucho a mi se me pone dura la verga y luego ella me la chupa completita dentro de su boca para luego cogérmela hasta el fondo. Yo comencé hace mucho platicandole de mis deseos de coger por el culo pero ella aun no se convence de que se lo haga anal pero al saber de mis deseos ella un día con otro comenzó a acariciar con su pie mi culo poniéndole gel lubricante lo cual no solo me gusto si no que me llevaba a experimentar el éxtasis al grado de desear que su pie me penetraba aunque no a sido así e visto ya esas practicas y creo que yo las e sentido aun sin vividlas en mi cuerpo.

Cuando me excita de esa manera se me pone mucho mas dura la verga y me gustaría hacerlo con 3 mujeres a la vez pues me siento todo un semental de tan dura que queda. Espero les sirva de algo mi experiencia propia saludos. A mi me pasa lo mismo HE trabajado en consejeria por mas de 2 a os.

Esta es la fantasia clave. Muchos de ellos cuando pasan esa linea, simplemente pierden completamente el interes por sus novias y esposas. Yo pasé 20 años casado y hace un año tuve mi primera experiencia con un hombre.

Señores jugué con mi ano pero en secreto. Durante la penetracion yo boto pequeños chorros de semen que nos vuelven locos a los dos. Luego llegó al orgasmo casi seco.

. Comencé a pasear mi glande por todo su pene ya casi erecto de nuevo, bajé a sus testiculos, jugé empujando mi cabeza dura entre ellos como si quisiera follarmelos… de hecho eso es novinha Actriz que hacía. Demasiado rico todo se vale mientras lo hagamos juntos. Lo segundo si esto fuera así ,q problema hay? Hola mi novio dedo gay mejor mamada alguna vez dijo que le gustaria experimentar con eso pero no se como decirle que no que no me gustaria tengo miedo que despues quiera algo mas como tener relaciones con un hombre como hago para decirselo sin herirlo? La experiencia llevaba un rato siendo tan sobrecogedora que no supe distinguir el orgasmo que asociamos a la eyaculación del resto de sensaciones que de manera tan intensa me venían embargando desde lo que parecía el principio de los tiempos. Caballeros, yo ya he cumplido con mi parte; ahora queda todo en sus manos de ustedes. CASAL MASAJISTAS SENSUALES INDEPENDIENTES Me encanta, aunque ya lo sabía. Seguí un rato pero eso y nada era casado bebé mismo. Yo estaba inclinado hacia atras, con las dos manos en el borde trasero y las piernas ligeramente abiertas para que pudiera hacer bien el trabajo, el cambió de posición, abrio sus piernas y se puso con una pierna a cada lado del archivador mirandome desde mi lado derecho, ahora el se tocaba con su izquierda y a mi me estaba pajeando con la derecha, se notaba el cambio, lo hacía mucho mejor y se lo dije, el me dio las gracias y me dijo que le encantaba mi polla. Estamos en Agosto a las cinco de la tarde y entre la mochila y que el sol nos da de lleno pues imagina si tendría calor. Yo me la guardé y empecé a andar hacia la nave, el se terminó de quitar el bañador y me siguió. Yo lo negaré todo ante el juez. Mis primeras historias versaban sobre asuntos neutros en las que yo apenas tenía protagonismo.

Dedo gay mejor mamada alguna vez

Prostitutas en lima lesbos